ACTIVIDADES: Trekking, entorno de bosques fueguinos precordilleranos, montañas y turbales.

La excursión a laguna Esmeralda es una de esas travesías en las que se puede descubrir un lugar maravilloso sin necesidad de un gran esfuerzo físico.

El inicio del sendero se encuentra a tan sólo 12 kilómetros de la ciudad de Ushuaia, precisamente en el centro turístico “Valle de Lobos”.

En caso de no poseer movilidad propia, existe un servicio de transfer desde la terminal de ómnibus en la ciudad (calles Juana Fadul y Maipú) hasta “Valle de Lobos”.

El sendero esta en buenas condiciones, cuenta con buena señalización, aunque siempre es recomendable estar atento a las marcas que fueron dejadas en los árboles para evitar desconciertos. El camino atraviesa bosques de lengas, turbales y arroyos, en él se puede apreciar de cerca la flora y fauna, en especial las aves que sobrevuelan constantemente sobre el valle.

La diversidad en los paisajes es inagotable, para quien disfruta de las actividades al aire libre, esta caminata será inolvidable. Les recomendamos paciencia durante el camino porque la laguna no será visible hasta que se encuentre a pocos metros de ella ya que, el desnivel de la zona, por más mínimo que sea, la mantiene escondida.

Tras haber recorrido los 9 kilómetros de caminata, luego de ascender un último pequeño desnivel se encontrará con la imponente laguna Esmeralda, lugar fabuloso ya que el color del agua es, como su nombre lo indica, esmeralda. La laguna se encuentra escoltada por el Glaciar Albino, las Torres y el Cordón Toribio.

Una vez allí el lugar es ideal para recuperar energías comiendo algo y bebiendo alguna bebida caliente, antes de emprender la vuelta.

Esta caminata se puede realizar en cualquier época del año, no es una caminata muy larga, pero como todas las caminatas en Tierra del Fuego, se recomienda calcular las horas de luz en función de la época del año que decidas ir, hay que tener en cuenta que en invierno la cantidad de horas de luz es más acotada que en verano.

Equipo Recomendado

Verano: Calzado de trekking, cómodo e impermeable, bastones, polainas. Mochila liviana con agua y una vianda para comer. Hacer énfasis en los carbohidratos que nos darán la energía para afrontar las exigencias físicas de la travesía.

Invierno: La misma indumentaria que en el verano, dependiendo las cantidades de nieve o hielo, unas raquetas de nieve pueden ser muy útiles. Recomendamos llevar un calentador y una pava para calentar agua y poder hacer infusiones calientes. También aconsejamos llevar una linterna frontal, en invierno la luz del día dura muy pocas horas.

Quienes formamos parte de Uliwaia les deseamos que tengan una maravillosa experiencia disfrutando de nuestros paisajes. Así como también les recordamos que todo tipo de actividad al aire libre requiere responsabilidades. Por lo tanto, si vas a salir a la montaña, no olvides avisar en tu hotel o alojamiento el lugar al que planificaste ir y el tiempo estimado que pasaras allí. Como fueguinos te recomendamos que le des importancia a la vestimenta, sabemos por experiencia que el clima en la ciudad es inestable y cambiante, es mejor no confiarse e ir preparado. Por último, te pedimos que seas respetuoso con la naturaleza evitando dejar tu rastro, es decir, si generas residuos en tu día de trekking volvé con ellos a la ciudad para depositarlos donde corresponde.